lunes, 1 de diciembre de 2014

Aprendices de Voldemort

                            ÉL
     que no debe ser nombrado, asomado a la ventana,
recuerda orgasmos sin mirar la luna.
Recuerda que no puede recordarlo todo
ni mirar nuestro satélite aunque delante lo tenga.

Recuerda, aunque quiere olvidarlo,
que el cocodrilo de NuncaJamás
lo ronda mordiendo su rastro
y ya no podrá zigzaguear entre piernas,
siempre, de mujeres ajenas,
ni ser el gobernante de la punta de la pirámide
desde la que nos miraba con desprecio.

Recuerda, porque no debe olvidarlo ni muerto,
lo que le debe al montaje de febrero,
su capital turbio desde la pobreza del exilio,
su escupitajo a aquel Presidente de Gobierno
el día de presentarle la dimisión
y la puñalada en la cabeza
aunque le debiera la corona,
el disparo mortal con arma de fuego al legítimo heredero,
el dedazo del Genocidalísimo y su traje
siempre planchado de campechano
que tan buen resultado le dio hasta el día de abdicar.

Recuerda, porque no puede olvidarlo,
un plácido safari (otro cualquiera más)
asesinando elefantes para vergüenza de la humanidad,
que hayan pillado a su hija delinquiendo -no que delinquiese-,
que no haya podido -como su predecesor-
morir investido en la cama
y que ya no vaya a pasar a la historia sin mácula ni báculo
y como prohombre de la Patria,
sino como un borrón borroso y difícil de ver.

sábado, 19 de julio de 2014

Verano anémico

Este verano no traerá mujeres
que me besen junto al mar
y sean, en un beso,
la estación entera.

No habrá una playa larga
dejando en la arena,
el equívoco
de dos cuerpos, dibujando
las huellas de uno.

No habrá fuego en los ojos,
ni abrazos,
que durando parasiempre
sean de una noche.

No habrá sexo hasta el alba
ni alba con sexo.

No habrá hube,
ni habrá habrá.

Este verano será una estación
con anemia,
infectada de niños con hambre,
hombres sin empleo,
y madres sin vientre.
Una nación abonada
a la miseria, sin más adornos,
incapaz de alimentar poesías
y orgasmos.

lunes, 9 de junio de 2014

Nos dicen NO

(A esos supervivientes
y resistentes al neoliberalismo)

Mientras nos dicen
                                 NO
crece la luna creciente
y crece
                 el aleteo
       de los gritos y los destellos
de las alas de
             libélula,
los poemas
del tiempo de
ángelas con sexo,
la esperanza de
las causas perdidas
que se ganan,
de los estambres
fértiles,
preñando el aire
y la historia.

En el SÍ
de la resistencia
al NO
está la única humanidad,
los seres de voz limpia
y los atardeceres veraniegos
que nunca terminan,
donde la cerveza
nunca emborracha
y la conversación
nunca termina.

En el NO al NO está
la certeza pura,
de otro mundo posible,
donde cabe cada humano ser

y la noche
     nunca llega.

miércoles, 30 de abril de 2014

viernes, 11 de abril de 2014

Tenemos parásitos en el alma

Tenemos parásitos en el alma

existen
no sabemos dónde
existen

devoran
cada gramo de tu alimento
devoran

y extreman unción contigo cuando
"el trabajo -o su ausencia- te haga libre"
y seas
          sólo
seas
           huesos y piel

y huesos
            sin piel.

martes, 1 de abril de 2014

Los niños de quinto curso tienen grupo de WhatsApp

Si van andando por la calle tal vez escuchen a un niño decir "hemos creado un grupo de WhatsApp, se llama 5B" y lo siguiente sea quedarse estupefacto o mirar hacia la criaturita pensando en lo precoz de estos tiempos.

La tecnología ha llegado y nadie, o tal vez Edison sepa cómo ha sido, pero lo cierto es que su uso generalizado alcanza a edades cada vez más tempranas.

En los recuerdos de mi infancia hay muy escasa tecnología y siempre de vecinos o amigos: una bici, el VHS, alguna prehistórica consola, y como demostración irrefutable de que soy un señor maduro, las chapas eran el deporte rey.

Pero a lo que parece ahora hay otro rollo y sin móvil no tienes lugar en la infancia. Y menos aún sin estar en ese grupo de WhatsApp. Quedarse fuera de tan molón club es no tener nada que hacer en la vida, ser un paria anticuado y traumado.

Aprovechando que me leen quiero anunciar en este, mi humilde mentidero, que he empezado a ahorrar para cuando conciba mi prole darles su lugar social a base de artilugios aún por inventar y grupos de WhatsApp molones porque mis hijos no serán unos apestados.

lunes, 31 de marzo de 2014

Escribo poemas en tascas

Escribo poemas en tascas
entre los hombres anónimos que abren el As y beben chatos, cervezas y caldo en los días de frío,
que hablan de fútbol, coches y de lo malos que son los políticos,
que saben más cosas del mundo de las que creen que saben y sostienen
con su trabajo honesto, su plusvalía y sus nóminas, familias y este país
donde esos otros hombres malditos que sólo pretenden juntar
todos los cuartos del mundo
les colocan una bolsa de plástico sobre la cabeza cual policía torturador.

Estos hombres -apenas suele haber mujeres-
contienen toda la esperanza que he amasado
en el hombre que ha de construir el mañana.

(soy un poeta pobre
entre hombres ricos)


Que vengo vestido de pueblo

Que vengo vestido de pueblo
entre el pueblo,
manchado del barro
que conforma a cada obrera
ama de casa
estudiante
campesino
desempleado

a este mar que algún día
se vestirá de país generoso
y pondrá -DE NUEVO-
la historia en marcha

el pueblo es el futuro
dormido
del pueblo.

domingo, 30 de marzo de 2014

Han dicho Silencio

Silencio
¡Silencio he dicho!

La voz de arcángeles exterminadores
retumba
en todo el cementerio.

Han conquistado la razón
la retórica de los fusilamientos
y los bombardeos,
del crimen y el asesinato,
que se bastan para someterla.

Para dársela de comer a los vivos
y silenciar a los muertos.

Nadie osa levantar la voz.

Silencio
¡Silencio he dicho!





sábado, 22 de febrero de 2014

Estos días azules y este sol de la infancia


A Antonio Machado se le escapó la vida, pero jamás ha muerto, físicamente murió de una enfermedad pulmonar pero la vida se le fue entre la derrota doble de la muerte de Leonor, su amor, y la de la IIª República Española, su otro amor, que ya se vislumbraba tras la caída de Cataluña, cuando tuvo que salir de España parasiempre.

Parasiempre fue tan sólo un mes.

Al morir en su gabán se encontraron unos versos de un poema inacabado parasiempre:
"estos días azules y este sol de la infancia"

En sus últimos días parecían brillar como nunca sus primeros días.

Hoy hace setenta y cinco años de años de la desaparición de su cuerpo. Aunque su muerte es imposible, porque es uno de esos muertos de muerte imposible. Su poesía es inmortal.

"Quisieron matarle y apenas si pudieron quitarle la vida..."

jueves, 20 de febrero de 2014

La crisis española. La troika mata.

Artículo Publicado en Tiempos Modernos el 20 de febrero de 2014.




                Nada de lo que está sucediendo a nivel económico y social en España podría entenderse sin analizar una serie de políticas y la acumulación de estas, que tienen su explicación en la construcción neoliberal de la economía del régimen español desde el primer gobierno del PSOE (1982) y como ariete la entrada en la conocida entonces como Comunidad Económica Europea (CEE), que después pasaría a llamarse Unión Europea (UE).

                La lenta y leve industrialización española desde la Iª Revolución Industrial comparada con la que se daba en Europa central y septentrional, reflejo y consecuencia de la configuración socio-económica, tendría un fuerte impulso durante los conocidos como gobiernos “tecnócratas” del franquismo, a costa de producirse sobre una clase trabajadora sin apenas derechos laborales, que iba a permitir salir a España del subdesarrollo.

                Alemania y Francia (sobre todo el sector financiero alemán), directores de orquesta europeos tenían claro que sobre ellos pivotaría el futuro del continente y diseñaron aquella llamada “construcción europea” para su beneficio. Nuestra entrada en el selecto club de la CEE se haría a costa de sacrificar nuestro sector productivo en aquella vergüenza conocida como reconversión industrial de los gobiernos de Felipe González, de ceder la soberanía que le daba al estado el control de sus sectores estratégicos (energético, comunicaciones, etc.), así como del sector financiero con la privatización de nuestra banca pública (más del 50% del negocio) y la llegada del Euro rubricada en aquel Tratado de Maastricht (1992-93).

                Sólo desde la izquierda se denunció aquella Europa, lo que le hacía parecer como la buena de Casandra en el sitio de Troya, “os lo estoy advirtiendo, esto sólo puede conducir al desastre”, sin que nadie lo creyese. Los cantos de sirena de la flamante “construcción europea” donde se nos aseguraba una especie de paraíso en la tierra eran los únicos que se escuchaban. Para mí sobre todo esto es paradigmática aquella frase de 1993 de Julio Anguita “vuestros hijos van a vivir peor que vosotros” (ya hemos llegado).

                A partir de Maastricht se “prohibía prohibir” los paraísos fiscales (reasegurado por el Tratado de Lisboa), los gobiernos ya no podían financiarse a través de sus bancos centrales, así que el papel para las economías periféricas de la Unión como la nuestra no era otro que el de endeudarse para mayor gloria de la banca franco-alemana que maneja esa institución antidemocrática que es el Banco Central Europeo, brazo armado de la llamada troika.

                El final del cuento e inicio de la pesadilla es el año 1997 cuando el Partido Popular reforma la ley del suelo (la única base de nuestro crecimiento económico será especulativo y a base de hipotecar el futuro). Evidentemente una economía basada en el endeudamiento llega a un punto en que habrá de derrumbarse, lo que nos sucedió en 2007.

                No hemos hecho más que comprobar cómo la democracia secuestrada por eso que se ha venido en llamar “troika” (el tridente FMI, Consejo de Europa y Banco Central Europeo) ha dejado como cadáver nuestro régimen político iniciado con la Constitución de 1978; rubricado el crimen aquel día de agosto de 2011 cuando PPSOE reforma la Carta Magna en una noche. De aquellos lodos estos barros.



(La austeridad nos hará libres) Viñeta de Marcos Mesa.



sábado, 4 de enero de 2014

Lágrimas de niños II

Mañana del 29 de septiembre del año 2000 y trece,
en un pedazo de la campiña francesa.

(Para Ana y la gran Liver, que me pedían la segunda parte 
y nunca encontraba tiempo para pasarla a limpio


                Hay nubes y claros y un hermoso amanecer, el campo respira vida y todo huele a humedad y nuevo. Duermen mis compañeros este día del Señor, que como yo necesitados de algo más que las promesas vacías de nuestro régimen vienen a ganarse un jornal y algo de esperanza…


                Ummm…...
                                  .
                                    .
                                  .
                                      .
                                           .


                Esto de las estadísticas es extraño, puede despedazar humanos para que cuadren las matemáticas. Algo más de cuatro coma y pico (tal vez un par de brazos y un ombligo) de españoles en edad de trabajar no podemos hacerlo debido a que no hay suficientes puestos de trabajo. Un trabajo digno por cada habitante en edad de trabajar, nada más (nada menos), es sencillo, pero no quieren proporcionarlo. Los dueños de casi todo lo material nos prefieren pobres y con grilletes, grilletes invisibles claro, pero fáciles de ver, los de no tener dinero ni derechos, porque les encanta que haya clases sociales -y naturales-. Miserables. Sois los más pobres del mundo aunque nunca vaya a ir a desahuciaros de vuestra casa la justicia o la policía, ni vayáis a hacer cola al banco de alimentos, porque esa es la realidad a la que habéis/vais a encadenar a la mitad de este PAÍS que os llena la boca y os vacía la cabeza:

E   S   P   A   Ñ   A

Indignos de llevar el nombre de seres humanos, sois cieno y transformáis en cieno lo que tocáis.



¡zxdsj vj.añlmksdnvu!  mnnsd as.dha dfñoji dh nfñ iqserk

        hncichlukysaugy            ñm  

cgoaieyslnrjgkaxckh 



Espero,
como otros y otras compañeras,
luchando
y construyendo un país diferente al que diseñan/han diseñado. No es fácil la hazaña, es casi imposible hasta caminar –nos lo hacen así- PERO:
                               CAMINAMOS
                               y con cada paso
                               abrimos puertas
                               y hay más sonrisas,
los niños que fuimos vierten menos lágrimas desde el cielo
por los adultos que no nos dejan ser
                               tanto NO NOS DEJAN ser,
                               que -algunXs- tenemos QUE ser
                               en otros cielos.

Odiábamos al diferente en nuestro país
y ahora somos nosotros
los diferentes
en otros países con otros cielos.

No vamos a dejar de caminar
los que nos vamos
                     o
nos quedamos,
somos un ejército
de corazones
                y esperanza nueva,
y construimos,
mientras esa minoría
sin latidos en su pecho
quiere que todo lo que crean diferente a su CLASE SOCIAL
viva como en Mordor
sumida en la oscuridad,
comiendo piedras
y con fea cara de ORCO.

Pero los de Mordor
con fea cara de ORCO
y una armadura sucia
                               y metálica
-por corazón-
                son ellos,
con nombres que habrás leído en periódicos o revistas del

Emilio Botín, Esperanza Aguirre, José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Boyer, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja, Javier Solana, Amancio Ortega, Felipe González, Juan Carlos de Borbón, Grupo PRISA, Mariano Rajoy, BBVA, Florentino Pérez, fútbol… y un largo, largo, etcétera. Nombres de verdugo de la patria que fabrican miseria y muerte.
                    Antes de 2020 
                    –pasado mañana-
                    -o mañana- 
                    seremos un país subdesarrollado. 
¡Abróchense los cinturones y el alma!

Comienza la cuenta atrás, disfruten de la realidad.


viernes, 3 de enero de 2014

Enero

(6 días antes del inicio de las obras del Bulevar de Calle Vitoria)

Es enero, 
y sudan algunos cuerpos en el autobús urbano,
camino de Gamonal
camino al cielo.

Es Navidad
y duermen cien años que es la eternidad
                    ,como Bella Durmiente,
los Reyes Magos
                       y los Hombres Honestos.

Es otro añonuevo
otra posible vuelta al sol,
puede que algo como una boda:
Algo nuevo,
          algo viejo,
todo prestado.

Es la época de los saldos,
de
personas
maniquíesnisientonipadezco,
                    colocadas en la cola del paro,
                    frente al televisor,
                    tomando orfidal antes de buscar a los niños al colegio
                    o una copa de orujo
                    tras otra
                              tras otra
                                        tras
                                            otra.

Tiene algo este enero,
y ese señor en Jaguar
          tiene algo que se saca de la nariz
          (sí cochino, eres tú, no hay tantos coches de esos en la ciudad de Dios),
o la mujer maquillada que busca en las rebajas
ropa, si la hubiere,
para llenar su alma,
que al cruzármela por la calle
me parte el corazón con dos notas de su perfume,
mientras camina seria avisando a los viandantes con la mirada,
de que su belleza tiene
el peaje del infierno.

Tiene algo este enero,
ya lo dije,
quizá sea el frío atenuado,
la belleza, del ulular de pupilas de los niños,
ante la inminencia de la noche de Reyes.

En enero,
sigo viajando en autobús urbano,
observando
el latido de la ciudad y su cuerpo,
con la camisa de fuerza 
                          por fuera,
despeinado,
oliendo a fritanga y pis de bar.

Será enero
hasta el 6 de enero.
                          Después,
                el invierno y las rebajas
                o algo peor.