domingo, 30 de marzo de 2014

Han dicho Silencio

Silencio
¡Silencio he dicho!

La voz de arcángeles exterminadores
retumba
en todo el cementerio.

Han conquistado la razón
la retórica de los fusilamientos
y los bombardeos,
del crimen y el asesinato,
que se bastan para someterla.

Para dársela de comer a los vivos
y silenciar a los muertos.

Nadie osa levantar la voz.

Silencio
¡Silencio he dicho!





2 comentarios:

  1. Pues no debemos consentirlo...
    Aunque a veces no son solo ellos los que pretender quitarnos la voz, a veces son las opiniones cercanas las que hacen tanto ruido que no dejan que se escuche ninguna otra.

    ResponderEliminar
  2. A tanta gente le gusta imponer el silencio querida Liver.

    ResponderEliminar