lunes, 3 de julio de 2017

El Cid

Cada vez que paso por allí, cada vez, aunque ande mi mente enredada en geografías, que me hacen mirar hacia otro lado, es inevitable, siempre va mi vista a buscarlo, como quien busca aire, en la Plaza del Cid, desafiando con su espada el aire, acongojando el cielo.

Soldado primero de las luchas medievales en fronteras de diablos, moros y cristianos, y orgullo de mis paisanos mil años después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario